Mostrando 1–8 de 22 resultados

Mood: electrodomésticos de diseño de acero inoxidable 4mm

La colección Mood se compone de placas de cocción, fregaderos, campanas y grifos de acero macizo de 4 mm de espesor con un diseño refinado, perfecta combinación de sostenibilidad y estética. Un nuevo concepto de cocina moderna, ejemplo de diseño y sofisticación, caracterizada por un quemador de última generación y elementos de acero inoxidable macizo de 4 mm de espesor: placas de cocción, campanas, fregaderos y grifería.


Características de la colección Mood

barazza-mood-flat-eco-design

Quemadores Flat Eco-design

El diseño especial de los quemadores Flat Eco-design genera una llama vertical que ofrece una mayor eficiencia, máxima uniformidad de cocción y menor dispersión, además de reducir los consumos. UnGariglpie ilnaghcisa de cocción con un sorprendente grosor de 4 mm queofreceresultadosdecalidadprofesional.

mood-acero-inoxidable-4mm

ACERO INOXIDABLE 4 mm

El acero inoxidable macizo de 4 mm de espesor hace de esta línea un ejemplo de diseño y sofisticación. Cada uno de los elementos, desde el fregadero hasta la placa de cocción y la campana, contribuye a volver único el conjunto.

barazza-mood-vetroceramica

Placas de cocción en vitrocerámica

Una placa de cocción, disponible también en las versiones de vitrocerámica negra o blanca, con excelentes cualidades estéticas y funcionales.

barazza-mood-rubinetto

Grifos en acero inoxidable

Un grifo como una línea: preciso, directo, fluido. El acero inoxidable AISI 316 lo vuelve aún más resistente a la corrosión. El espesor mínimo garantiza

mood-fregaderos-pureza

Fregaderos, ejemplo perfecto de pureza

Amplias y espaciosas cubetas, únicas gracias al diseño del escurridor estriado, una pendiente que atraviesa la materia y va más allá del límite del vacío para abrir un nuevo camino al flujo de agua.

barazza-mood-cappa

Campana minimalista

Diseño sobrio y funciones avanzadas dan vida a una campana que absorbe a la perfección los olores y vahos.
Para purificar rápidamente el aire, de manera que la cocina sea un lugar de disfrute y vida social.